viernes, 27 de noviembre de 2009

Viernes 6 am

Él llama a su puerta y sonríe. Ella se acerca al balcón y arroja un manojo de llaves para que pueda entrar. También sonríe.

Son las 6 am y a nadie se le ocurriría asomarse a la ventana una mañana de primavera que parece invierno. Sólo una paloma se atreve a revolotear en la ventana del edificio contiguo. Un gato atigrado, sigiloso, apenas se mueve en el techo de la casa de la esquina.

Alguien siente que puede verlo todo. Todo. Desde su ventana, desde lo alto de un edificio que pasa desapercibido ante los ojos de una multitud que empieza otro día, siente que puede verlo todo.

Y ve un reencuentro entre hermanos que hace tiempo no se ven. Ve risas cómplices y chistes familiares que nunca hizo y nunca oyó. Piensa en una mesa con dos cafés calientes, azúcar y masas finas sobre un mantel inmaculado. Puede sentir el calor de dos hermanos que son amigos o dos amigos que son hermanos. No puede quitarse de la mente la imagen de una familia que, quizás a miles de kilómetros de distancia, espera el llamado que asegure que Germán llegó bien y que Leticia lo recibió como le enseñaron.

Piensa un abrazo dado por sorpresa en la cocina, en los dos cafés que ya están fríos y en las tres golondrinas que alejaron sus pensamientos. Vislumbra sus planes y descubre sus miedos. Piensa cómo alejarlos. A ambos. Pero, sabe, no puede ni debe. Después de todo, es sólo un reencuentro ajeno.

Deja abiertas las ventanas para que entre un día nuevo que siente ya viejo.

11 comentarios:

Melima dijo...

te hiciste esperar!!!!!!!!!!!
pero valio la pena la espera, es hermoso este relato... me voy a abrir la ventana, a ver qué día entra por acá...

besitos a colores para vos!!!!!!

jugodemaracuya dijo...

Que alegría verte escribir de nuevo :)
Que bonito reencuentro!!

joAco dijo...

No es ajeno lo que se encuentra sin querer, a las 6 de la mañana.

Es la hora donde todos somos uno, y más nos vale andar dejando las ventanas abiertas.

Un gusto verte de nuevo.

Eclipse dijo...

siempre me encantó leerte... y que vuelvas con un relato así, cargado de calidez y encanto,...
gracias!!
espero no te tomes otra larga pausa.
un beso!

nesiko dijo...

hora de agrandar a la familia. con calma, y sin joder. todo lo demas vendrá solo, por sentido comun.

Analú dijo...

Es muy loco cuando uno muchas veces con tan sólo ser testigo de una escena puede hacer volar la imaginción y recrear una historia.
Muy lindo relato.

Muchas gracias por tu visita.

Besos ♥

Rubio Tarado dijo...

Muy lindo

Aunque cuando estás muy solo, ver esas cosas puede hacerte muy mal.

Muy buen blog, me gusta cómo escribís

Saludos!!

Carlos Abrego dijo...

Es cierto, valió la pena esperar.

Blonda dijo...

Me encanto!! Lo escribiste tan pero tan lindo!

te mando un super beso y abracito =)

MaRiPoSa dijo...

Pasajera!! Nos tuviste esperando todo el año lo bueno es que siempre valio la pena esperar... Y este caso no es la excepecion a la regla!!

Espero verte el año que viene por estos lares!!!

Feliz añoo!! Que sea un hermoso año!!

Saludos!!

Pilar dijo...

Paso para desearte un bello año nuevo, renovado en esperanzas y proyectos y que escribas más seguido porque me gusta leerte y saber que estás allí cuando te busco en el blog. Besos Pilar