domingo, 17 de agosto de 2008

Esa noche

En el suelo se quedó dormida, tan quieta como traviesa. Inquieta. Se sumergió en el mar de los sueños, en ese inmenso lugar donde todo es posible y cada detalle cobra un significado propio y diferente, ajeno a lo real.

Esa noche fue una más. Una noche más, de esas que son para no olvidar. Soñó con él una vez más, con su sonrisa, con sus ojos, con su cándida mirada. Se sentía tan plena, tan llena, tan enamorada que nunca se dio cuenta de que todo era un sueño. Ni aun la mañana siguiente, cuando abrió los ojos y encontró su cuerpo frío desparramado en el piso.

Debió pensar que él había estado allí con ella durante toda la noche porque, al abrir los ojos, lo único que alcanzó a decir, entre suspiros, fue "¡te extrañé tanto... gracias por volver a mí!".

Desde esa noche, ella cree que él sigue a su lado, que la acompaña cada vez que cierra los ojos. Y por eso su cama siempre está tendida, porque desde esa noche, ellos duermen en el piso, como la primera vez...

Y todo porque esa noche, ella soñó con él.

13 comentarios:

Christian dijo...

Que bueno tener sueños tan vividos que nos reconforten así. Y que bueno descubrirte cada día en cada post. Buenisimo.

A dijo...

Muy triste pobre corzona, muy triste pero así es el amor que nos quiebra a todos...por qué duele tanto el amor.

besooootes!!!!


A

Emita dijo...

Lo más lindo de soñar sueños de ese tipo es que se los siente tan real a la situación y cada momento que no te dá ganas de despertarte más...


Es increible como escribís, me encanta...!


Feliz finde par vos también, espero lo pases lindo!!!


Beso!

wallyzz dijo...

todo sueño tiene su cuota de realidad, que parte de realidad tiene Tu Sueño???

Abrazo

Jovekovic dijo...

Hay primeras veces que convierten nuestra vida en un sendero insoslayable. Y también segundas veces, o terceras. Algunas de estas veces sería mejor no haberlas evitado, o tal vez no. Cada vez que busco una respuesta definitiva encuentro todas mis dudas esperando, sentadas la una al lado de la otra.

MaRiPoSa dijo...

Lo mejor de tener un seuño tan real como ese, es que en cierta manera si lo extrañas tanto en el sueño lo dejas de extrañar, si no lo ves hace mucho en el sueño lo ves o besarlo... Es impresionante esa sensacion de realidad!!!

Pero lo peor, es que a la mañana siguiente cuando te desperatas y no esta a tu lado lo extrañar mas que muchisimo!!!!

Yo odio soñar con el algunas noche porque a la mañana siguiente el impulso de llamarlo es enorme...

En fin, el amor es hermoso pero tener el corazon roto es tan pero tan feo...

Saludos!!

Juan Pablo López dijo...

estaba con mi mate, la compu, y con un rayo de luz que entraba por la ventana. Y leí esto, y la tarde se hizo por unos minutos, perfecta.

Caro Moreno dijo...

hoy saco boleto para decir que como tu texto, los sueños son los deseos más hermosos y certeros
un abrazo!

Paula, la malvada dijo...

ufff

que dulce pero que triste

Ju is Sam dijo...

Los sueños a veces parecen tan reales que valen la pena ser soñados precisamente...aunque luego se sienta un vacío el mero recuerdo de esa experiencia nos reconforta un pedacito del alma...
Hermoso lo escrito..

vinilica vegana dijo...

que momento lindo el de dejar de soñar para vivir todo el tiempo en pleno sueño...

Melima dijo...

sera q dejen huella en el piso con el tiempo, asi como en la cama???

besitos de hada!!!

Pasajera en trance dijo...

Christian: Ud. lo ha dicho. Gracias por seguir pasando.

A: Mmmm... ¿porque está en su esencia? Quizás.

Emita: Lo más triste es cuando te despertás y descubrís que fue eso: sólo un sueño. Muchas gracias por el cumplido =D

Wallyzz: ¿Quién dijo que había sido mi sueño?

Jovekovic: Más complicado que encontrar las respuestas es, casi siempre, entender bien qué buscamos con la pregunta.

MaRiPoSa: No tengo nada más que agregar. Lo has dicho todo.

Juan Pablo López: Ya dije, no me engañes. Tu linda tarde no fue causada por mi escrito sino por aquella mujer que te tocó amar (sí, me retumba en la mente esa frase).

Caro Moreno: Bienvenida a bordo, señorita.

Paula, la malvada: Oh, sí. Mejor hablemos mal de los hombres ;)

Ju is Sam: Vale la pena soñarlo, entonces. Gracias por pasar :)

Vinilica vegana: Sólo hay que abrir los ojos y empezar.

Melima: Yo no quiero mandarlos al frente, pero me parece que sí, jaja!