viernes, 19 de septiembre de 2008

La lluvia no ha terminado

Esta mañana he despertado con el sonido de la lluvia. Han sido esas gotas cayendo del cielo quienes han hecho que deje de dormir. He abierto mis ojos y he mirado por la ventana esa nubosidad gris que se extiende más allá de lo que puedo ver y me he perdido en ella. No ha sido difícil encontrarme en las lágrimas del cielo... he compartido su pena y he dejado que mis ojos se nublen como él.

Me ha parecido tan sólo un momento pero el reloj dice que han sido horas. Me engaña. Siempre lo hace. Fue un instante, puedo asegurarlo. Y en ese instante no he visto nada. La vista se me ha nublado y el alma se me ha escapado. Apenas he podido escuchar el ruido de las hojas de los árboles bailando con el viento. Ha sido un secreto. He compartido con el viento el secreto del silencio. Me ha contado su verdad. Esa que nadie quiere oír, esa que todos quieren callar.

He visto la calle casi inundada y a un pequeño jugando. El sueño me ha engañado, no estaba jugando. ¿Qué haría un niño jugando con basura bajo la lluvia? ¿Qué buscaría un niño en ese cesto un día tan frío? ¿Acaso lo que otros encuentran en su hogar? Lo he observado detenidamente y he alcanzado a ver sus pies descalzos y su cuerpo entero mojado. Está solo. No parece esperar a nadie tampoco. Se ha sentado en la entrada de una casa, con la mirada perdida en el cielo. ¿Buscará allí algún consuelo? Se ha quedado inmóvil. La gente que pasa enfrente suyo ni siquiera lo ha notado.

Me ha dolido verlo así, tan indefenso. Así que he tomado mi abrigo y he salido a buscarlo. Mas no lo he encontrado. Debió haberse marchado bajo la lluvia... la misma lluvia que lo trajo hasta mi ventana y la misma lluvia que sigo viendo desde mi cama.

Ahora pienso que no es la misma lluvia. Ahora noto que algo ha cambiado. Ahora ya no estoy tan segura de que mi cielo sea el mismo cielo de aquel pequeño. Ahora dudo de mi deseo. Ahora pido por el suyo porque sé que cualquiera que sea, lo espera con más vehemencia que yo.

Y han pasado tres horas según marcan las agujas del reloj. La lluvia no ha cesado, siguen cayendo esas gotas que tanto extrañaba. Ahora espero. Espero que aquel pequeño haya encontrado lo que buscaba en el cesto. Porque la lluvia no ha terminado y debe sentirse desamparado.

26 comentarios:

A dijo...

Tres agujas. Corazona le dedico "Tres agujas" de Fito Páez...mientras la leía no para de sonar la melodía en mi cabeza. Pongámosle más onda y escúchese en youtube la nueva versión que están haciendo en vivo Fito y Fabi Cantilo.

besos,

A

Christian dijo...

La lluvia no miente.

shung dijo...

lluvia... gotas que caen... amooo la lluviaaa

Agustín "Drupi" Druetta dijo...

Si creyera en los signos y esas cuestiones Ludovíquicas te haría notar que somos de cancer...
Como de eso no entiendo demasiado te pregunto... Nos conocemos?

Pasajera en trance dijo...

A: Es algo así como cansarse de todo, todo sigue dando vueltas.

Christian: Mi ventana tampoco.

Shung: Somos varios :)

Agustín "Drupi" Druetta: Contesté esto allá, en tu blog. Cancerianos... jojo! El mundo no está preparado para nosotros.

Melima dijo...

SNIF MAYUSCULO

(me has hecho llorar)

besitos de hada

Aurefaire (desdoblada en mi otro yo)

wallyzz dijo...

es tierno y es triste, es la vida, es la realidad, es la lluvia con su nostalgia, Abrazo

** MARÍA ** dijo...

Cuantas veces nos fijamos en alguien que nos parece estar necesitado, y ayudarlo en ese preciso momento, sería lo mejor que le pasara. Lástima que cuando acudimos a él, él ya no está. Pero el problema sigue salpicando a su lado y en el nuestro, como esa lluvia incesante que va mojando y mojando.

Bello y triste a la vez tu post.

Besos tiernos y dulces para ti.


** MARÍA **

Tálamo e hipotálamo dijo...

tristísimo. Creo que esa era la idea ¿no? hacer que nos sientamos así.

Pasajera en trance dijo...

Melima: Llorás con poco, mujer! Así que con otro blog... con razón no te encontraba en Aurefaire!

Wallyzz: Es triste que sea realidad.

** MARÍA **: Lo has dicho todo.

Tálamo e hipotálamo: ¡Hey! Mi intención no era hacerlos sentir mal... no soy 'tan' cruel. Si saca a relucir algo de tristeza, no todo está perdido, supongo.

Silvio dijo...

Una prosa más que interesante. Lo aprecio mucho. Seguiré leyendo.

Gracias

JIME dijo...

Que lindas cosas que escribís! pero lo que me trajo a tu blog es tu nick, amo "pasajera en trance"!es mi canción favorita, la adoro....
bueno, suerte!
SNM

Aurefaire dijo...

jiji digamos q a veces me gusta jugar a Dr jekyll y Mr Hyde

jajaja
te mando besitos!!!!!!!!!!

Prozac dijo...

Estoy ahí... bajo esa lluvia que se desprende de tus ojos. =O!




Un beso.

Pasajera en trance dijo...

Silvio: Lea cuanto quiera. Por ahora no pienso cobrarle.

Jime: Pasajera en tránsito perpetuo... (8) A ver si un día de estos me despiertan, que ya es hora (o tal vez no).

Aurefaire: Pasé por allá... y volveré =)

Prozac: Y yo buscándote en MSN. Con razón no te encontraba, tonto. Actualizá =D (soy insoportable, lo sé)

Tamara dijo...

dulce. pero duele.
nos quedamos asi?
saludos

tan versátil como acústica dijo...

o como dice serrat "llueve, detrás de los cristales llueve y llueve, sobre los chpos medio desolados, sobre los amplios tejados...".

Jovekovic dijo...

Muy buen texto, me ha hecho pensar en un desdoblamiento, que el niño sea una parte de tí o tú misma de alguna forma. O algún asunto pendiente.
Quizás no es nada de eso y la psicología sobraba en este comentario, pero eso no cambia el tono evocador.
Besos, Pasajera.

Pasajera en trance dijo...

Tamara: ¿Intentamos cambiarlo?

Tan versátil como acústica: Si lo dice Serrat... hay algo que yo pueda agregar?

Jovekovic: ¿Alguien dijo asuntos pendientes por ahí? Ejem... cof, cof. Permiso.

Aldana dijo...

Que realidad triste.. Después de leer cosas como estas me doy cuenta que no aprecio lo que tengo, y que estamos acostumbrados a perder lo que tenemos y recién ahí extrañarlo.
Y ahora me acuerdo que mirar no siempre es ver, y que escuchar no es oír. A veces preferimos no ver al realidad porque nos asusta, o nos parece triste..

Un beso grande :)

wallyzz dijo...

todo puede empeorar, arriba ese animo


Abrazo

Vanidoso dijo...

Por supuesto, cada uno en su cielo y con su lágrimas lloviendo...

Nunca pude ver el cielo desde la cama, en alguna plaza, quizás, pero nunca desde la cama, no recuerdo.

Debió haber sido un cielo en el cual no valía la pena volar...

Saludos, y muy bonito tu texto.

MaRiPoSa dijo...

Yo tambien alguna vez comparti la pena de ese cielo gris con el que nos levantamos alguna mañana...

Y si hay algo que aprendi de esta vida es que el tiempo siempre engaña, a veces parece que no pasa nunca mas y cdo nos damos cuenta ya pasaron horas...

Espero que ese pequeño haya encontrado lo que buscaba porque la neblina a veces no nos deja ni encontrarnos a nosotros mismos.

Saludos

Pasajera en trance dijo...

Aldana: ¿Ves? Así somos... a ver si algún día aprendemos.

wallyzz: Siempre se puede estar peor... pero siempre se puede estar mejor también! Hay que pelear por eso :)

Vanidoso: Es un lujo que todos deberíamos poder darnos. Corré esa mesa de ahí, acomodá la cajonera, y poné la cama al lado de la ventana, dale.

MaRiPoSa: Las agujas del reloj son mis peores enemigas. Y que el reloj sea digital no ha ayudado mucho. Ni hablar del cambio horario... cuack!

miguel dijo...

He abierto mis ojos y he mirado por la ventana esa nubosidad gris que se extiende más allá de lo que puedo ver y me he perdido en ella. No ha sido difícil encontrarme en las lágrimas del cielo... he compartido su pena y he dejado que mis ojos se nublen como él.....
que buena eres para escribir mujer¡¡¡¡ muy bonito tus escritos y reales¡¡

Pasajera en trance dijo...

Miguel: =D Graaacias.